Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

NP. Ayuntamiento de Alcorcón - Viernes, 26 Septiembre 2014 

La Asociación Cultural Alcorcón Siglo XXI , en...

Leer más...
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del III Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del I Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI

Pablo Villalba

Eran las 19,00 horas del 23 de marzo del 2015 cuando la...

Leer más...
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García

Pablo Villalba

Antes de empezar la conferencia se recordó a los fallecido en el...

Leer más...
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

FORO DE DEBATE.
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas...

Leer más...

Enrique Fernández Melero.-     

¿Sabías que… vivimos al lado mismo del aeropuerto más antiguo de España? Además tiene el mérito de ser el inicio de la aviación española. En 1911 el Ministerio de la Guerra, compró unos terrenos donde se formarían una escuela de pilotos y un centro para probar aeroplanos. Apenas dos meses después aterrizaba allí un Henri Farmon adquirido por el capitán Alfredo Kindelan. Allí se formaron los primeros ases españoles  junto con Kindelan, los capitanes Herrera y Arrillaga y los tenientes Burron y Ortiz de Echague. La torre de señales se construyó en 1920 copiando los fundamentos de los faros, al no existir protocolos para torres de control. Desde este histórico campo partió la patrulla Elcano en 1926 pilotada por Gallarza, Loriga y Martinez Esteve, con los mecánicos Postigo, Pérez y Calvo, a bordo de 3 Breguet XIX, para hacer el fantástico viaje Madrid-Manila en 30 días, ¡una autentica hazaña! Hazaña que repitió en 1932 Fernando Rein Loring tripulando un Loring E11. Para mayor honor de la gesta Loring voló en solitario, sin asistencia mecánica, y superando tremendas dificultades. Por si fuera poco su esfuerzo, lo repitió en 1933 a bordo esta vez de un Comper Swift. También en estos terrenos se efectuaron las pruebas del autogiro de Juan de la Cierva. Aquellas eran auténticas aventuras en un campo inexplorado en el que la resistencia humana tenía tanto valor como la eficacia mecánica de aquellos aparatos pioneros. Un historial lleno de alegrías para España.

Durante la guerra civil el aeródromo fue utilizado por las fuerzas republicanas y en 1947 se instaló la sede del Real Aero Club de España.  En los años setenta fue abierto al tráfico internacional, alargando las pistas, con una nueva torre de control y el correspondiente punto de aduana.  Hoy en día la base militar y el Museo del Aire componen un interesante patrimonio que abre al público todos los primeros domingos de mes un espectáculo aéreo que nos permite ver en vuelo aparatos hace mucho tiempo desaparecidos. Durante algún tiempo fue instalada en sus terrenos la escuela de paracaidismo. Y en eventos especiales se han utilizado sus terrenos para celebrar encuentros multitudinarios, como la visita del papa Juan Pablo II del año 2005 y la del papa Benedicto XVI en la Jornada Mundial de la Juventud del 2011.

Con el transcurso de los años los límites del aeródromo se han ido constriñendo y limitando al crecimiento urbanístico. Hay que recordar que en los inicios del siglo XX Alcorcón era un pequeño pueblo que durante siglos había cubierto las necesidades alfareras de Madrid, con sus pucheros, cantaros y ollas, y cuya población era reducidísima. Después de la guerra Civil, el total de habitantes rondaba las 1000 personas. No existían entonces los barrios de Latina, que solo a partir de los años cincuenta experimentaron un elevado crecimiento y las poblaciones de la zona empezaron a crecer con aquel fenómeno de las “ciudades dormitorio”. El campo de la Venta de la Rubia era ya propiedad del ejercito, así como los terrenos donde ahora se asientan el Club San Jorge y La Dehesa, situados a ambos lados de la M-40. Recordemos que había un campo de tiro que ahora cruza el trazado de la Renfe y ocupa la piscina de la Canaleja.

Incluso se alzaron voces pidiendo el cierre del aeródromo por el peligro que implicaría al tráfico rodado, olvidando que frente a los escasos accidentes producidos en Cuatro Vientos, ese tráfico se estaba cobrando todos los años un elevado número de víctimas y que la carretera de Extremadura albergaba un Punto Negro, que ahora prefieren denominar Tramo de concentración de accidentes.