Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

NP. Ayuntamiento de Alcorcón - Viernes, 26 Septiembre 2014 

La Asociación Cultural Alcorcón Siglo XXI , en...

Leer más...
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del III Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del I Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI

Pablo Villalba

Eran las 19,00 horas del 23 de marzo del 2015 cuando la...

Leer más...
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García

Pablo Villalba

Antes de empezar la conferencia se recordó a los fallecido en el...

Leer más...
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

FORO DE DEBATE.
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas...

Leer más...

El Comentario

En este tiempo de resúmenes, vamos a recopilar las actividades realizadas durante el año, en el apartado de las conferencias, que ha realizado la Asociación Cultural Alcorcón Siglo XXI en este 2018 recién acabado, en el que se cumplía el XII Ciclo y que ha sido uno de los mejores, tanto porque en su tribuna se han sentado grandes personajes, que destacan a diario en distintos campos dentro y fuera de nuestro país, como por la numerosa asistencia de público a todas ellas, llenando el Salón de Actos del Centro Miguel Ángel Blanco en casi todas las ocasiones, siendo sin ninguna duda el año en el que han concurrido más asistentes.

            Empezó el mes de Enero con dos personajes relevantes. Primero fue el embajador D. Inocencio Arias que nos deleitó con su charla “Yo siempre pensé que los diplomáticos eran unos mamones”, amena y tremendamente simpática, con numerosas anécdotas que hicieron que el publico pasara un rato muy agradable,  para seguir a continuación nuestro conocido y Asociado de Honor, el periodista D. Antonio Martin Beaumont con su conferencia “Momento Político en Cataluña”, que igual que en cualquiera de sus anteriores apariciones, se siguió con una gran atención por lo muy acertado de sus opiniones y comentarios. En el mes de Febrero, fue el Comisario de Policía de Alcorcón D. Domingo Fernández Galindez, quien realizó una brillante disertación sobre la Historia de la Policía que tituló “Ciudadano y Policía”, desde los tiempos de su fundación, hasta nuestros días, en la que puso de relieve el cambio experimentado en el Cuerpo, desde antes de la Constitución Española de 1.978, pasando por la desmilitarización del año 1.986. Siguió en Marzo el Diputado del Partido Popular Europeo, D. Carlos iturgaiz  el que nos mostraría la “Encrucijada de España y Europa”, siendo, como siempre que interviene en nuestra Asociación, oído con mucho interés, por su clara visión de la realidad europea y también española y se cerraría el trimestre con una agradable charla titulada “Hudoterapia” que pronunciaron D. Juan Mena, médico - psicoterapeuta y D. Carlos Gutiérrez, entrenador personal.

            En el mes de Abril intervino el periodista y Cronista Oficial de la Villa, D. Ángel del Rio, para disertar sobre Madrid y su Ayuntamiento, con su “Madrid a un año de librarse la madre de todas las batallas políticas”, que también mantuvo la atención de  los asistentes, por su gran conocimiento de todos los rincones del Consistorio de la capital de España y dejando para antes de las vacaciones veraniegas dos platos fuertes o en términos taurinos, dos espadas de la categoría especial y que debutaban en nuestra tribuna. El primero sería el conocido periodista D. Tomas Guasch, que nos agradó y al mismo tiempo emocionó con su exposición, que tituló “Presentación de Tabarnia en Alcorcón” un relato sobre la Cataluña de hoy, muy interesante y sobre todo, nos explico en qué consistía Tabarnia su origen y su finalidad. Y el segundo, el ex ministro D. Jaime Mayor Oreja, que con su conferencia “La crisis de España, un diagnostico de la situación actual” elevaría el listón a una gran altura, por su acertada visión de la situación que hoy vivimos en nuestro país y el camino que se ha recorrido para llegar a donde hoy estamos. Llegábamos así al periodo estival y comenzando el nuevo curso en el mes de Octubre, fue el Abogado D. Isaac Palomares Campos, quien con el título de “Situación Política actual en España”, también muy valorada y aplaudida por todos los asistentes, cerraría el año 2018.

            Ha sido un extraordinario ciclo, que estamos seguros que ha encantado a todos los asistentes al mismo y que esperan con ilusión el comienzo del nuevo periodo, que se realizara a partir de este mes de Enero de 2019 y estamos seguro que volverá a mantener el interés de todos los Asociados y del público en general, que corroboran con su presencia el acierto en la elección de los distintos oradores y de los temas que se tratan. Enhorabuena a todos.

Después de ocho años de retrasos y conflictos que han hecho que el proyecto se convirtiera en una auténtica pesadilla para los que han participado en él, el 31 de octubre llega a los cines Bohemian Rhapsody, la película biográfica sobre Freddie Mercury y Queen. Cuando se cumplen veintisiete años de la muerte del cantante, los fans de la banda británica podrá disfrutar de un homenaje al que se considera el mejor intérprete de todos los tiempos según un estudio de científicos suecos, checos y austriacos publicado por Logopedics Phoniatrics Vocolog en 2016.

Y es que Bohemian Rhapsody muestra el triunfo de la banda durante diez años de su carrera, desde el éxito de su disco A night at the opera, cuarto álbum del grupo, en 1975 en el que se encuentra la canción que da título a la película hasta el Live Aid en 1985, época en la Mercury conoce la enfermedad que no hará pública hasta un día antes de su muerte. Como decía Montserrat Caballé, gran amiga del cantante y tristemente fallecida hace un mes, el británico era una estrella de rock única, ya que vendía su voz y no su imagen.

En esta película encontraremos a un Freddie fielmente interpretado por el actor norteamericano de origen egipcio Rami Malek, que tuvo que utilizar una dentadura especial que simulara el rasgo más característico de Mercury, por el que estuvo acomplejado en su infancia y que, según él mismo, era a la vez el motivo de su espectacular voz. Un trabajo que supone una reivindicación del repertorio de la banda, creadora de himnos atemporales como I want to break free o Radio Ga Ga, y cuya banda sonora cuenta por primera vez con los audios del Live Aid grabados en el Estadio de Wembley en 1985 y no disponibles con anterioridad. Una auténtica joya como contar con el audio del emotivísimo Love of my life interpretado por Mercury y Brian May en el Rock in Río de ese mismo año, y del que sólo se contaba con la grabación en video.

Tras haber vendido más de 300 millones de copias, Queen vuelve a la primera fila (si es que alguna vez se fue) gracias a una película que ha tenido una acogida desigual en el Reino Unido, donde se estrenó el pasado 24 de octubre. Desde “alegato superficial” o “una de las mejores películas del año”, Bohemian Rhapsody no dejará indiferente, al igual que no lo hizo el genial cantante que sigue siendo un referente el música de todos los tiempos.

God save the Queen. God save Freddie Mercury.

Bohemian Rhapsody se estrena el miércoles 31 de octubre de 2018. Director: Bryan Singer. Música: John Ottman, Brian May, Roger Taylor. Reparto: Rami Malek, Gwilym Lee.

Los que alimentan las controversias, poniendo la democracia española en tela de juicio, no cesan en su empeño de sembrar confusiones de esas que llenan de entusiasmo a quienes les gustaría que todo fuera mal entre nosotros, en nuestro país. Esos que son unos irreflexivos -irreflexivos compulsivos ellos, ya lo apunté en otra ocasión- por no acudir a fuentes informativas en las que prevalece la verdad por encima de otras connotaciones sin razones de credibilidad. Y confusiones, por otra parte, que les sirven de continuo apoyo a quienes las fomentan para estar ellos y ellas en la cresta de la ola política como destacados figurantes -cobrando, eso sí, del Erario público- comprometidos en enseñarnos modos de actuación que sólo calan en los que no valen para la meditación.

Los que pasearan un domingo de 1523 por la ciudad de Burgos se cruzarían con don Juan de Salinas, tesorero de su majestad Carlos I de España, que de la mano de un niño de diez años iba devolviendo los saludos a su alta dignidad. Tras cada uno de ellos el pequeño preguntaba a su padre quien era la persona que les había interpelado. El caballero respondía con dulzura; “mi amigo el escribano Rodrigo Quintana o el Camarero Mayor, Fernando de Aldecoa”. Porque aquel niño, Francisco de Salinas, se había quedado ciego. No sabemos la causa que probablemente se debiera a una infección viral por rubeola o sarampión o a una complicación de la viruela;  poco importa ante la tragedia que truncaba una existencia que, debido a la posición del padre se podía suponer prometedora. Sin embargo privado de tan indispensable sentido, ¿qué le esperaba al pequeño?

Para otros dejo reflexiones y mensajes que no me considero capacitado para dar. Muchas veces ni siquiera estoy seguro de mis propias convicciones. Pero como dijo el poeta John Donne, “No man is an island”, por eso me resulta imposible sustraerme a lo que me rodea y, cómo no, a tener mis propias opiniones que no puedo evitar que de alguna manera, deliberada o inconsciente, afloren en el planteamiento de mis novelas.

Así pues cuando imagine el futuro, deseando fervientemente equivocarme, no podía ser optimista. Temía por el fututo de mi país, zarandeado por la fiebre del separatismo y abocado a su irremisible desmembramiento. Ese separatismo que hoy divide a la sociedad catalana creando fractura que no va a ser fácil reparar. Un separatismo que al amparo de agravios imaginados y de banderas inventadas busca romper la soberanía del pueblo español, no para alcanzar cotas deseables de libertad sino, y esto no lo olvidemos, en pos de un privilegio económico que les han prometido y que no les van a poder dar. Un privilegio que, sorprendentemente, parece bendecido por partidos que se proclaman progresistas y de izquierdas y que se rinden ante el espejismo de un referéndum, de un derecho a decidir que, por lo visto, solo es admisible para determinados colectivos. Votar es una manera de decidir, pero sólo es eso. Lo que convierte a las votaciones en algo digno y respetable es el objeto de la votación y no el método en sí mismo, que podría perfectamente emplearse para fines innobles como reducir los derechos y libertades de determinados grupos sociales, por poner un ejemplo. Es curioso también, y no quiero dejar de destacarlo, que quienes reclaman su derecho a decidir, se arrogan el criterio y la voluntad de comunidades como la valenciana y la de las islas baleares, inventando el esperpento de los Países Catalanes que reclaman como suyos.

Al imaginar el futuro, temía también por la institución esencial de cualquier sociedad, la familia, que está siendo asediada por leyes y tendencias que cuestionan el principio de autoridad de los padres y a los que convierten en sujetos que solamente tienen obligaciones y a los que hacen responsables únicos de los fracasos personales de sus hijos. No es pues de extrañar que las parejas jóvenes tengan un solo hijo, o ninguno, y ni siquiera formalicen su relación de pareja ante el altar o en cualquier oficina de Registro Civil.  Así pues, siguiendo con mi visión pesimista imaginé, con tristeza, que la familia ya no existía y que había sido sustituida por el Estado.

La familia es el albergue principal de los mejores valores humanos, el amor, la abnegación, la solidaridad, el sacrificio y el altruismo. Fuera de la familia, en un mundo cada vez más influenciado por el materialismo, no es extraño que prevalezca el egoísmo como motor fundamental del comportamiento humano.

            Con estas pesimistas premisas, pero recordando la carta de San Pablo a los Corintios, en los que les dice que “el amor todo lo puede”, he imaginado lo que podía llegarnos en un futuro cercano y que será la trama de mi próxima novela  y que me voy a cuidar muy mucho revelar.