Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

NP. Ayuntamiento de Alcorcón - Viernes, 26 Septiembre 2014 

La Asociación Cultural Alcorcón Siglo XXI , en...

Leer más...
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del III Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del I Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI

Pablo Villalba

Eran las 19,00 horas del 23 de marzo del 2015 cuando la...

Leer más...
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García

Pablo Villalba

Antes de empezar la conferencia se recordó a los fallecido en el...

Leer más...
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

FORO DE DEBATE.
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas...

Leer más...

Lara de Tucci

La realidad es que una cita evangélica como la que da título a este artículo no se oye en las conferencias que se pronuncian por ahí hoy en día, y menos aún si las conferencias -excepción hecha de las que tratan de religión- son sobre la política; como la que oímos en el Centro Miguel Ángel Blanco organizada por Siglo XXI; donde intervinieron el Alcalde, David Pérez y el Comisario del CNP de Alcorcón, Domingo Fernández. Dicha conferencia se organizó como homenaje a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y congregó tanto público, que llenó completamente el citado Centro Cultural. Y como hilo conductor de este homenaje y dadas las circunstancias políticas de Cataluña, con la mala conciencia de sus líderes “emborrachando” a los irreflexivos ciudadanos de allí con argumentos trasnochados y fuera de la Ley; las intervenciones se desarrollaron casi exclusivamente teniendo a aquella comunidad autónoma como telón de fondo y como escenario virtual, con los conferenciantes manejando muy bien sus actuaciones y sujetos a sus respectivas funciones institucionales.

 “La verdad os hará libres” fue una acertada frase que David Pérez soltó -yo como católico le felicito por ello- para justificar que lo que se está viviendo en Cataluña no es otra cosa que la manipulación, por parte de la Generalitat, de esa verdad hasta convertirla en una falsa operación que les permita a ellos convertirse en elementos principales de unas propuestas secesionistas que, aun sin llegar a ser una realidad, ya están produciendo lo contrario de los efectos que a ellos les interesa. No se mordió la lengua el Alcalde (incluso citó a Lenin al recordar la diabólica frase de éste: “una mentira mil veces repetida se convierte en verdad”), pues las mentiras -dijo- que sabiamente (?) lanzan como verdades son el reflejo de un cúmulo de traiciones al Estado de Derecho; del cual ellos mismos, los enfermos de espíritu de los de la Generalitat, se han venido aprovechando con deslealtades impropias de unos políticos que han cogido fama y renombre en su región autonómica gracias a la Constitución, a la Carta Magna que les colocó en altas posiciones políticas; esas que ahora están prostituyendo arropados por partidos tendenciosos que siempre se posicionan contra la unidad de España y arropados igualmente por medios de comunicación, caso de TV3, que incluso presentan al Gobierno de Rajoy y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como los malos de la película.

Y en esto de resaltar las actuaciones policiales en Cataluña por el referéndum independentista del 1-0, al Comisario de Alcorcón, sin darse él a consideraciones políticas, hay que agradecerle que hiciera público el respaldo que los agentes del CNP y de la Guardia Civil destinados allí han experimentado por parte de la inmensa mayoría de los españoles, al tratar de impedir la manipulación constitucional de la Generalitat y por defender la unidad de España dentro de parámetros constitucionales coordinados por sus superiores y por el Ministerio del Interior al amparo de la legalidad vigente.

Domingo Fernández recalcó muy oportunamente el primer principio básico y la cooperación recíproca que tienen que asumir la Policía Nacional y la Guardia Civil con el resto de las policías autonómicas en aquellas comunidades donde las haya. En este sentido señaló que dicho principio está reforzado por el juramento o promesa de acatamiento a la Constitución. Pero que, en Cataluña, muchos de los Mossos d´Esquadra se han posicionado en la traición, incumpliendo su juramento o promesa, hasta el punto

de haber tenido escandalosos enfrentamientos con los cuerpos policiales del Estado y haber permitido y contribuido a que los miembros de dichos cuerpos, sin poder emplearse a fondo, fueran injuriados y vilipendiados por esos grupos de irreflexivos que yo citaba antes.

Dado que la conferencia tenía como protagonistas al CNP y a la Guardia Civil, el comisario Domingo Fernández nos habló a los asistentes al acto sobre datos referidos a la Policía Nacional, que ha ostentado diversas denominaciones -recuérdese el de Policía Armada-, que fue creada por un Real Decreto, con cédula firmada por Fernando VII en 1824, y que dependía, en sus orígenes, del Ministerio de Justicia y Gracia. Y en lo que se refiere a la Guardia Civil, que tuvo sus orígenes en la Santa Hermandad, promovida por los Reyes Católicos para combatir a los bandidos que actuaban por los caminos del Reino, fue creada por el Duque de Ahumada en 1844, ya en el reinado de Isabel II.

Como colofón a esta doble intervención de los ponentes mencionados y con el auditorio puesto en pie pudimos sentir un escalofrió de respeto e ilusión que nos recorría todo el cuerpo escuchando el himno de la Policía Nacional y sobre todo con las notas de nuestro  himno Nacional, que fue despedido con un fuerte aplauso de una emocionada audiencia.