Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

NP. Ayuntamiento de Alcorcón - Viernes, 26 Septiembre 2014 

La Asociación Cultural Alcorcón Siglo XXI , en...

Leer más...
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del III Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del I Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI

Pablo Villalba

Eran las 19,00 horas del 23 de marzo del 2015 cuando la...

Leer más...
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García

Pablo Villalba

Antes de empezar la conferencia se recordó a los fallecido en el...

Leer más...
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

FORO DE DEBATE.
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas...

Leer más...

Cristina Melón Mansilla

Cai Guo-Qiang en el Museo del Prado. Este mes de octubre se inaugura en la Pinacoteca del Prado una curiosa, innovadora y sorprendente exposición sobre el artista contemporáneo chino Cai Guo-Quiang. Estamos acostumbrados a ver exposiciones en el museo pero rara vez sobre un artista vivo y mucho menos que las propias salas del museo sirvan de taller para producir “in situ” su obra, inspirada en los maestros antiguos del propio museo como el Greco, Goya, Velázquez, Tiziano, Rubens entre otros, y en diálogo con el espacio histórico que ocupa.

 

La exposición tendrá lugar en el edificio del Salón de Reinos / edificio de los Jerónimos y el espectador tendrá el privilegio de poder contemplar el proceso creativo. No solo trabajará en este espacio sino que también será su lugar de residencia durante un tiempo. El resultado será una serie de pinturas y una obra a escala monumental titulada “El espíritu de la pintura” de 18 metros de largo, que expondrá al público. Este artista trabaja y vive en Nueva York. Nació en 1957 en la provincia de Fujian en China.

Estudió escenografía, de ahí que haya experimentado con el vídeo, la instalación y la performance, pero también con el dibujo. Cai Gao-Quiang utiliza materiales poco convencionales, explora e investiga las propiedades de la pólvora y crea obras basándose en este material como una nueva forma de expresión artística. Utiliza la pólvora como pigmento para dibujar sobre el lienzo.

Considera la pólvora un material lleno de espiritualidad y energía. El resultado son unas obras únicas, rompedoras e impactantes, y algunas de ellas a gran escala. Las obras que realizará en en el Museo del Prado serán obras llenas de color de pólvora como nunca antes ha realizado. Es un artista que admira profundamente la obra del Greco lo que le ha llevado a seguir su rastro desde Creta a Toledo. Es el artista que más le ha impresionado. En el año 2009 visitó el Museo del Prado para conocer la obra del Greco y quedó asombrado por este y otros artistas como Velázquez.

En 2014 visitó la exposición que conmemoró los 400 años de la muerte del Greco en este mismo museo. Su obra está impregnada de esa unión entre lo antiguo y lo moderno, entre oriente y occidente, entre lo eterno y lo efímero. Una vez más desde el Museo del Prado se quiere remarcar ese diálogo entre los maestros antiguos y el arte contemporáneo. En palabras del propio artista: "El arte del pasado no está simplemente confinado a los libros de texto. Todavía puede establecer nuevas relaciones con artistas contemporáneos y convertirse en un motor principal para impulsar la creación de la cultura hoy en día".

Es un artista que desde niño ha amado a los clásicos pintores y siendo ya adulto está inmerso en el arte contemporáneo y esto se percibe en sus creaciones. Ha recibido prestigiosos premios a nivel internacional. Durante las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos del 2008 de Pekín fue elegido director visual y de efectos especiales. Cai Guo-Qiang ha expuesto anteriormente en España, aunque su obra no es conocida por la mayoría del público por lo que es una ocasión única para ver algo totalmente diferente en el Museo del Prado.