Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

NP. Ayuntamiento de Alcorcón - Viernes, 26 Septiembre 2014 

La Asociación Cultural Alcorcón Siglo XXI , en...

Leer más...
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del III Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del I Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI

Pablo Villalba

Eran las 19,00 horas del 23 de marzo del 2015 cuando la...

Leer más...
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García

Pablo Villalba

Antes de empezar la conferencia se recordó a los fallecido en el...

Leer más...
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

FORO DE DEBATE.
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas...

Leer más...

Novela ganadora del VI Premio Internacional de Novela "Alcorcón Siglo XXI"

Lara de Tucci

 

La Gran Crisis -así, con mayúsculas-, la misma crisis que nos ha golpeado a los españoles desde las dos Legislaturas anteriores, le sirve a Tamara Carrascosa para situarnos, cincuenta años después en una interesante trama, cuyos protagonistas, mujeres principalmente, se debaten en vivencias que yo diría que son muy comunes a las de las gentes de estos tiempos; aunque, por supuesto, con pluses de futuro que incluso se desarrollan con algo de ciencia ficción. Aspecto que Tamara se encarga muy bien de mostrarnos con su fantasía, al escribir que los personajes de su obra están marcados con unos chips que les hacen perder por ley toda privacidad.

Pues en la novela, a tales personajes les ocurre, allá por el año 2058, como a las mascotas de hoy en día; que por tal motivo si se extravían, suelen ser encontradas y devueltas al lugar donde las controlan y dominan.

La Asociación Cultural Alcorcón Siglo XXI, en su VI edición del Premio de Novela, ha galardonado justamente la obra “Falsas apariencias” de la joven autora Tamara Carrascosa; relato interesante, del que, como el lector puede adivinar, me vengo haciendo eco en este artículo, y relato que, aun siendo futurista, no escapa de ninguna manera de las consabidas clases sociales que dividen a la humanidad desde Caín y Abel. Téngase en cuenta que en la obra se les implantan a las personas los ya referidos chips en el corazón para clasificarlas, según sus status sociales, en excelsus y humilis. División que, por ejemplo, pero sin chips, ya existía en tiempos de los romanos, cuando las gentes pertenecían a los grupos de patricios y plebeyos. O, siglos después, en la Edad Media, en nobles señores y siervos de la gleba.

Tamara Carrascosa nació en Madrid. Es licenciada en Biología por la Universidad Complutense. Pero, como dijo Felipe García Cuenca en el acto de entrega de este VI Premio de Novela, una cosa es la actividad que inicia uno cuando hay que labrarse un futuro y no se han descubierto las preferencias personales y otra muy distinta las inclinaciones posteriores, que nos llevan a seguir otros caminos, a veces con sentido vocacional. Por lo mismo, esta autora, al descubrir que su auténtica pasión era escribir, se dio a la Literatura con sumo interés. Y, a pesar de su juventud -ella nació en 1985-, ya cuenta con una apreciable bibliografía  en su haber: tres cuentos y relatos, dos novelas autoeditadas en su blog y otras cuatro novelas no publicadas. El lector de este artículo, a quien animo a hacerse con “Farsas apariencias”, podrá tener constancia en esta obra de los títulos de esos nueve trabajos de Tamara que acabo de referir.

Pero la mayor satisfacción que los lectores tendrán al leer la obra premiada será la de sentirse captados por las complicadas vivencias de los protagonistas de la misma; que, aunque también hay hombres, como digo, son mujeres que se ven envueltas en el tráfico e implante de esos chips ya citados. Principalmente, la llamada Nuria, que tiene bastantes problemas -al haber intrigas en el relato, no puedo contar nada- y complicaciones; hasta tal punto que, a causa de un chip, sufre un  cambio de identidad por la de otra mujer, prostituta y asesinada ésta. Pero igualmente otras féminas de la novela: Pandora, Ariadna, Andrea, Casandra y Cara forman parte de la trama novelística. Todas con sus peculiares y enredadas situaciones personales.

Tengo que terminar diciendo que la escritora, siendo ya laboriosa una obra de intrigas, le imprime al relato, tal vez,  una excesiva dinámica; sin echar ese freno que la experiencia les proporciona a los autores de este género literario, para que sus lectores puedan ir asimilando paso a paso y con total exactitud lo que se desgrana en la novela con el fin de apreciar bien el desenlace final de la intriga. Por lo mismo, yo le aconsejaría a Tamara con total respeto por su propio estilo que leyera a Agatha Christie y cotejara el ritmo de su relato con los de la célebre autora británica.